RADIO ON LINE | ¡Apaga la luz y atrévete a escucharnos!

11 enero 2007

Marcianos en mi Cultivo

Por: Elías Marín

UFOLOGIA/ENCUENTROS CERCANOS

Gary Wilcox, un granero que vivía en el condado de Tioga estado de Nueva Cork, fue protagonista de un extraño suceso. Eran las 10 a.m. del 24 de abril de 1964, se encontraba esparciendo estiércol con su tractor en uno de sus campos. Voltio hacia lo alto de una colina y vio un objeto brillante en la cima, fue colina arriba con el tractor unos 900mts, y se bajo de este, para proseguir a pie. Lo primero que le llamo la atención era que estaba elevado sobre el suelo, y media algo mas que un automóvil. Tenia forma oblonga como un huevo, era totalmente liso y de color aluminio, lo toco y era un material duro, no noto ninguna vibración o sonido, ni tampoco temperatura superior a lo normal. Mientras lo tocaba 2 hombrecillos de 1.20 mts. Salieron debajo del mismo, cada uno llevaba unas bandejas, llenas de terrones con vegetación. Se detuvieron al llegar a unos 90 cm. Y entonces pareció que uno de los hombrecillos le hablaba diciendo: “No este asustado, ya hemos hablado antes con otras personas”.

Sus voces no sonaban como ninguna voz que se pueda describir. Podía entender lo que decían, pero no sabría asegurar si hablaran ingles. Eran bastante corpulentos para ser unos individuos tan bajos. No tenían cara, es decir ojos, orejas, boca, pelo. La voz parecía venir de su entorno más que de ellos mismos. Parecían llevar una vestimenta que les cubría completamente desde donde estaría la cabeza hasta el suelo. El color del traje era blanco con reflejos de aluminio, y completamente liso. Ellos le dijeron “Venimos de lo que tú conoces como Marte” Y le preguntaron que si que estaba haciendo, les dijo que lo que estaba haciendo era esparcir estiércol. Le pidieron que les explicase con más detalle que era eso. Estaban interesados en saber para que servia ese estiércol. Cuando les explico su utilidad y de donde procedía, le preguntaron que otros productos utilizaba en sus cultivos. Les hablo sobre los fertilizantes y la cal, pero se mostraron interesados en el fertilizante. Mientras les explicaba su función, le preguntaron si podría darles un poco. Les contesto que tendría que bajar hasta la granja para cogerlo. Entonces uno de ellos tomo la palabra asegurando que estaban recorriendo este hemisferio. Les pregunto que si podía acompañarles. Le dijeron que solo podían venir aquí cada 2 años terrestres. Su conversación pasaba rápidamente de un asunto a otro. Dijeron que nos estaban observando y aseguraron que nosotros no podríamos sobrevivir en Marte y que ellos no podían hacerlo aquí en la Tierra. También contaron que su alimento lo extraían del aire y que habían venido para ver si podían aprender sobre nuestros materiales orgánicos, porque sospechaban que la Tierra, Marte y algunos otros planetas podrían estar cambiando. Aseguraron que existían diferencias en el tirón gravitatorio y que estaban teniendo lugar algunos cambios. Le dijeron que no volaban cerca de las ciudades porque los humos o las partículas en el aire afectaban el vuelo de su nave. Trataban de pasar por lugares donde hubiera aire puro. Parecían saber mucho sobre planetas, el aire y todos esos temas, pero parecían desconocer nuestra agricultura. Retrocedieron bajo su nave y desaparecieron. Se agacharon un poco para pasar por debajo. Escucho un sonido como el de un motor en punto muerto, no muy fuerte. Y empezó a despegar lentamente como planeando, en dirección al valle y a la granja Sokoloski, desapareciendo en el cielo cuando estaba a unos 50 mts. No hubo calor, onda de choque, viento, polvo, ruido (aparte de ese apagado rumor), luz ni ninguna otra cosa durante el despegue de la nave.

No hay comentarios.: