RADIO ON LINE | ¡Apaga la luz y atrévete a escucharnos!

30 noviembre 2006

El Departamento del Miedo



RELATOS DE ULTRATUMBA
Quiero compartir con ustedes algo de lo que nos sucedió durante la época que vivimos en México D.F.; bueno mi abuelita nos rentaba un departamento en la Unidad Habitacional Tlatelolco, en la 3a. sección, la que esta junto al Paseo de la Reforma, para que no haya problemas tan solo les diré que el edificio se llama Michoacán.
Bueno nuestro departamento estaba en el sótano de una de las entradas del mismo.
Yo no me explico porque nos sucedieron tantas cosas ahí si, desde nuevo lo habitó mi familia (mis abuelitos y mis tíos), nosotros nos cambiamos ahí después de la muerte de mi hermana la mas pequeña.
Las cosas se desaparecían, todos los días a eso de las 10:00 PM arriba de mi cuarto se oía que tiraban canicas, un zapato y a la hora exactamente el otro, un día le pregunté a mi vecino de arriba que porque dejaba que su nieta jugara tan tarde con canicas, ya que no me dejaba dormir con todo el escándalo, el se me quedó viendo muy extraño y me dijo que su casa estaba totalmente alfombrada y que además el cuarto que estaba arriba del mío era el suyo, por lo cual el no jugaba ni aventaba nada y mucho menos a esa hora.
Las cosas siguieron pasando, después del temblor del '85, como el Edif. Nuevo León quedaba a 20 mts. de este edificio las cosas se volvieron peores, un día mi mama quizo dormir un rato en la tarde y nosotros nos quedamos viendo televisión de pronto mi mama llego corriendo a la sala y se sentó a mi lado, se veía muy pálida... y le pregunte que que le pasaba, no me quizo decir nada , cuando llego mi papa mas tarde nos dijo que estaba acostada de espaldas a la puerta y la desperto el ruido de una pelota, ella volteó y vió una pelota negra botando a los piés de la cama, esta empezó a botar más rápido hasta que se empezó a desdoblar y a transformarse en alguien obviamente ella salió corriendo.
Otro día mi hermana la más chica y yo estábamos escuchando un disco (LP) cuando la aguja del tocadiscos se levantó sola y se fue poniendo en cada canción hasta que encontró la que le gusto, después se apagó solo.
Frecuentemente se veian sombras que caminaban por los pasillos o se asomaban entre las puertas.
La última cosa que sucedió antes de irnos a Morelia, fue que la luz se fué y mi mamá vio a gente caminando en su recámara, ella se asustó bastante, algunos vecinos nos dijeron tiempo después que se oían ruidos extraños en ese departamento.

Sarai Lopez
Morelia, Michoacán. México

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy interesante relato

mAriEl dijo...

huhu que meyo